El serbio Novak Djokovic y la estadounidense Serena Williams se clasificaron sin problemas este jueves para la tercera ronda de Roland Garros, mientras que el argentino Juan Martín Del Potro también lo logró, pero disparando las alarmas por el estado de su rodilla derecha.

La sombra del abandono planeó en varias fases del partido de Del Potro (9º del mundo), que con su rodilla vendada pudo sacar finalmente el partido adelante ante el japonés Yoshihito Nishioka (72º), en cinco sets, por 5-7, 6-4, 6-2, 6-7 (5/7) y 6-2.

Un resbalón en el primer set provocó que la ‘Torre de Tandil’ se resintiera de sus problemas en la rodilla derecha, en la que se lesionó en octubre en Shanghai, lo que apenas le dejó jugar desde entonces.

El argentino decidió continuar y finalmente pudo ganar un exigente pulso decidido en cinco sets, tras casi cuatro horas de batalla, ante el jugador nipón.

Las dudas ahora están en la evolución de su rodilla y en si podrá estar en condiciones para la tercera ronda contra el australiano Jordan Thompson (69º).

Con muchas menos preocupaciones y también con muchos menos minutos se clasificaron a tercera ronda otros grandes nombres del torneo.

Djokovic, número 1 mundial, dio además una alegría a su hijo Stefan (4 años), que según explicó le estaba viendo por primera vez en la pista durante un torneo.

El jugador serbio cumplió con solidez en su duelo ante el suizo Henri Laaksonen (104º) por 6-1, 6-4 y 6-3.

“Es increíble que haya aguantado ver todo el partido porque normalmente no tiene mucha paciencia con el tenis”, bromeó ‘Djoko’ sobre la presencia del pequeño Stefan.

En la siguiente ronda, Djokovic jugará contra el italiano Salvatore Caruso (147º).

También sin gran sufrimiento avanzó el alemán Alexander Zverev (5º), que tras sus problemas en la primera ronda logró una victoria más tranquila, por 6-1, 6-3, 7-6 (7/3), ante el sueco Mikael Ymer (148º).

Más apuros tuvo el austríaco Dominic Thiem (4º), subcampeón el año pasado, que volvió a perder un set, como en su partido de debut. Finalmente se impuso al kazajo Alexander Bublik (91º) por 6-3, 6-7 (6/8), 6-3 y 7-5.

Entre las eliminaciones del día destacó la del argentino Diego Schwartzman, vigésimo del mundo y uno de los especialistas de la tierra batida, que fue superado por su compatriota Leonardo Mayer (68º) por 4-6, 6-3, 6-4 y 7-5.

En el cuadro femenino, Serena Williams, número 10 del mundo y en busca de un histórico 24º título del Grand Slam, se impuso cómodamente a la japonesa Kurumi Nara (238ª) por 6-3 y 6-2, en apenas 67 minutos.

La veterana jugadora de 37 años se medirá en la siguiente etapa a su compatriota Sofia Kenin (35º) por una plaza en los octavos de final.

El partido de este jueves supone un paso adelante para la pequeña de las hermanas Williams, que apenas ha jugado esta temporada por problemas físicos.

También estará en tercera ronda la japonesa Naomi Osaka, número 1 del mundo, aunque en su caso con muchísimos más apuros, contra la bielorrusa Victoria Azarenka, exnúmero 1 caída al 43º lugar del ránking, por 4-6, 7-5 y 6-1.

“Ella estaba jugando muy bien. Esperaba que se cansara un poco y creo que es lo que pasó al final del segundo set y en el tercero. En ese momento he acelerado”, explicó Osaka, que en la primera ronda estuvo también al borde de la eliminación.

En la próxima ronda, Osaka se enfrentará a la checa Katerina Siniakova (42ª).

AFP

Compartir es apreciar