TOKIO — El Barcelona ve cada vez más complicado el fichaje de Neymar y fuentes del propio club azulgrana confirmaron a ESPN FC que solo se lanzarán por el brasileño si el Paris Saint-Germain mueve la primera ficha y decide ponerlo en el mercado por un precio asequible.

Josep María Bartomeu, presidente azulgrana, pidió recientemente a Nasser Al-Khelaïfi, máximo mandatario del PSG, que les mantuviesen informados sobre el futuro de Neymar para estudiar la operación en el caso de que los parisinos decidiesen finalmente deshacerse del brasileño.

Hace unas semanas distintos medios aseguraron que el Barça ya había hecho una primera oferta para fichar a Neymar pero las distintas partes consultadas por ESPN FC han negado tajantemente ese extremo.

La realidad es que el Barcelona sigue a la espera de que el PSG dé un paso al frente para abrir unas negociaciones que desde el Camp Nou se intuyen complicadas. No obstante, distintas fuentes han confirmado a ESPN FC que los catalanes solo ficharán a Neymar si se presenta una verdadera oportunidad de mercado ya que no quieren pagar dinero y su idea sigue siendo la de introducir futbolistas como Philippe Coutinho para convencer a los parisinos.

Mientras tanto Neymar ya ha viajado a China con su equipo para hacer la pretemporada. Allí se reencontró con Thomas Tuchel, su entrenador, que hace unos días reconoció que el futbolista le había manifestado su intención de abandonar el PSG antes incluso de sus vacaciones. Luego, con el paso de los días, el técnico fue menos tajante en su discurso y aseguró ante los medios que Neymar es jugador del PSG y que no deseaba que se fuera.

Los mensajes de socorro por parte de Neymar y de su entorno más cercano para salir de París también han sido claros tanto en público como en privado. No obstante, el Barcelona sospecha que, incluso si el PSG decide ponerlo en mercado, tendrán que ir a una subasta ya que diversos medios aseguran que otros equipos como la Juventus o el propio Real Madrid también podrían estar interesados en su fichaje.

ESPN

Compartir es apreciar