Ahí, se dio una escena muy curiosa entre Cabrera y Laureano.

Algo habrá escuchado o visto Cabrera del alcance de Laureano, que nos ha regalado ya algunos bombazos muy espectaculares desde jardín a home o tercera.

Así que el astuto Miggy, que algo sabrá ya con tantos años en la MLB, decidió no correr a tercera en un fly muy facil que controló Ramón sin problemas en el jardín central. La escena provoca risas de los peloteros de ambos equipos, pero en especial de Cabrera y Laureano que a la distancia se saludaron y rieron juntos.

Fuente: elfideo.com

Compartir es apreciar