El ayuntamiento de Sant Llorenç des Cardessar, municipio mallorquín que sufrió una trágica riada en octubre de 2018, ha acordado nombrar al tenista Rafael Nadal hijo adoptivo ‘por donar un millón de euros’ tras las inundaciones en esa localidad en la que fallecieron trece personas.

Según informa el consistorio de Sant Llorenç en un comunicado, el nombramiento se hará efectivo en un pleno extraordinario que se celebrará este miércoles.

Añade que la decisión fue adoptada después de que el deportista mallorquín ingresase la cantidad de un millón de euros en el ayuntamiento a través de la Fundación Rafa Nadal.

Comparte esto!

Deja una respuesta