EEUU.- Mike Tyson, de 55 años, ha vuelto a recordar cómo recondujo su vida hace unos años. Su día a día, repleto de excesos, le llevaron a un punto en el que ahora, echando la vista atrás, reconoce que no pensó que llegaría a vivir más allá de los 40 años.

El excampeón de peso pesado se declaró culpable de posesión de drogas y de conducir bajo los efectos del alcohol en 2007. No fue hasta 2016 cuando dejó de lado las drogas y el alcohol. “La marihuana y los hongos alucinógenos me ayudaron a terminar con mi estilo de vida salvaje y asumir mi relación con Dios. No los uso para divertirme, sino desde una perspectiva espiritual”, reconoce en una entrevista con ‘Forbes’.

“Ni siquiera pensé que podría sobrevivir. Luego descubrí la medicina natural y todo cambió. Antes siempre salía en los periódicos, haciendo algo negativo. Ahora ya no me ves de fiesta. Esa ya no es mi vida”, afirma.

El púgil puso en marcha su propia empresa de plantación de cannabis, llamada ‘Tyson Ranch’, pero lo hizo en California, donde el consumo de marihuana es legal.

Mike Tyson volvió al ring para una pelea de exhibición con Rory Jones en noviembre de 2020. Ahora se prepara para reeditar duelo con Evander Hollyfield.

Fuente: Marca

Comparte esto!