ESPN.- La portera japonesa del Real OviedoKanae Fukumuradenunció en sus redes sociales el racismo que ha sufrido en el viaje que le llevará de vuelta a su país de origen, en el que un hombre llegó a gritarle “¡Vete, fuera!” y a acusarla de portar el coronavirus.

“¿Que por qué estoy aquí? Yo solo quiero regresar a Japón. Solo voy caminando por la calle, solo estoy aquí y estoy triste”, lamentó la portera en su mensaje, en el que describió también cómo una madre la miró e indicó a sus hijos que se fueran por otro lado, mientras estos se reían de la futbolista asiática.

Esto fue lo que publicó:

Un hombre me mira,luego me grita “Vete! Fuera! Corona! Porqué esta aquí!”
Yo solo quiero regresar a Japón.

Una madre me mira y le dice a su hijos “venga,vamos a por ahí” Entonces su hijos miran a mi, luego se ríen.
Yo solo caminando la calle.

Solo estoy aquí.
Solo estoy triste.

Los hechos ocurrieron en Madrid, adonde se desplazó el pasado domingo la portera carbayona tras cumplir durante todas estas semanas el confinamiento en su residencia habitual en Oviedo y haber obtenido el permiso del club y las autoridades pertinentes para poder volver a Japón en los próximos días.

Tras conocerse lo ocurrido son muchas las voces que han denunciado la situación con el fin de evitar que se generen estigmas como el sufrido por Kanae, entre ellas la de su propio club, el Real Oviedo, que agradeció en nombre de la jugadora “las muestras de cariño” y condenó lo ocurrido a través del presidente del femenino.

Es el primer año de Fukumura en el conjunto carbayón, y no es la única jugadora asiática del equipo asturiano, que tiene también en sus filas a la mediocentro Yuki Togawa –recién renovada– y un estrecho vínculo como club a la comunidad asiática después de que esta se volcara significativamente también en la ampliación de capital del club azul en 2012.