El encuentro correspondiente a la segunda división del fútbol de Francia terminó en escándalo luego de que un futbolista mordiera en la mejilla al arquero rival. Esta increíble acción ocurrió en el duelo entre Sochaux y Valenciennes, por el ascenso del fútbol francés.

Aunque fue empate 0 a 0, el partido se vivió con mucha fricción y terminó muy caldeado. La estadística mostró 44 faltas (22 por cada equipo) y un final con discusiones. Fue en ese instante, y con el encuentro ya terminado, que en medio de algunos empujones, el jugador del Sochaux, Ousseynou Thioune, se acercó al arquero del Valenciennes, Jerôme Prior, y mordió su mejilla.

Sorprendido por el accionar de su rival, que parecía que se acercaba para comentarle algo al oído, el guardameta respondió con una trompada que por milímetros no llegó a destino. De inmediato, el otro arquero se acercó para intentar que la situación no pasara a mayores.

La transmisión francesa captó el momento justo en que estos dos futbolistas tienen este insólito episodio apartados del nutrido grupo de jugadores que también llevaba una acalorada discusión. Un primer plano mostró cómo quedó el rostro de Jerôme Prior. En su mejilla izquierda se vio claramente la herida que dejó el mordisco de Ousseynou Thioune

“Estaba en los vestuarios y no lo he visto. Jerôme tiene un mordisco en la mejilla”, reconoció el entrenador del Valenciennes, Olivier Guégan, en declaraciones a la prensa.

Según indicaron los comentaristas de la transmisión, el arquero del Valenciennes se acercó al árbitro del encuentro para manifestarle sobre lo ocurrido segundos antes. Habrá que aguardar si el juez realizará algún informe en particular acerca de este increíble episodio que se volvió viral.

Infobae