Matthew McConaughey, ganador de un premio Oscar en el año 2014 por su interpretación en la película “Dallas Buyers Club”, acaba de publicar su libro de memorias, llamado “Greenlights”, en el que hace todo tipo de revelaciones sobre su vida, entre ellas un terrible episodio de abuso sexual que sufrió a los 18 años.

Según indica el actor, él se encontraba inconsciente cuando un hombre se abalanzó sobre él en la parte trasera de una camioneta. “Un hombre abusó sexualmente de mí cuando tenía dieciocho años”, señaló el intérprete de 50 años, aunque aseguró que “nunca se sintió como una víctima”.

Asimismo, también ha explicado que tres años antes de ese horrible episodio fue forzado a perder su virginidad: “Me chantajearon para tener sexo por primera vez cuando tenía 15 años”. Por aquel entonces, tal y como señala, él creía que iría al infierno por tener sexo antes de contraer matrimonio.

Todas estas confesiones, que han llamado la atención del público y de Hollywood, están plasmadas en su recién publicado libro de memorias, “Greenlights”, en el que relata las “aventuras significativas, instructivas y divertidas” vividas a lo largo de su vida.

Otro de los episodios que el actor recoge en su libro es un incidente policial de 1999.

Después de que su equipo Texas Longhorns ganara un gran partido contra los Nebraska Cornhuskers, McConaughey lo celebró fumando marihuana y tocando los bongos desnudo. Tras el llamado al 911 de un vecino enojado por los ruidos, la policía se presentó en su casa y se lo llevó detenido. Fue acusado de alterar el orden público, de posesión de marihuana y de resistirse al arresto. Finalmente, solo tuvo que pagar una multa de 50 dólares.

En “Greenlights” también cuenta que su padre murió de un ataque al corazón mientras tenía sexo con su madre. “Recibí una llamada de mi mamá. Tu padre murió. Mis rodillas se doblaron. No lo podía creer. Él era mi papá. Nadie ni nada podría matarlo. Excepto mamá. Siempre nos decía a mis hermanos y a mí: ‘Chicos, cuando me vaya, voy a estar haciendo el amor con su madre’. Y eso es lo que sucedió. Tuvo un infarto cuando alcanzó el clímax”, relata el intérprete.

James McConaughey, jugador de fútbol americano,murió en 1992, tras separarse y casarse hasta tres veces con la madre del intérprete. “A veces eran violentos”, aseguró el actor en declaraciones a la revista People. “Como cuento en el libro, así es como se comunicaban”, añadía.

A principios de este año el actor de “White Boy Rick” intentó emparejar a su madre viuda, de 88 años, con el padre viudo de 91 de Hugh Grant.

A sus casi 51 años, la estrella de Hollywood dijo que actualmente se siente en paz consigo mismo. “Tengo muchas pruebas de que el mundo está conspirando para hacerme feliz. Aprendí a amar, reír, perdonar, olvidar, jugar y rezar”, afirmó.

McConaughey está casado con la ex modelo brasileña Camila Alves, de 38, con quien, aseguró, es muy feliz y tiene una vida plena. Son padres de tres niños y tienen una relación envidiable en Hollywood. En el año 2012 se dieron el “sí, quiero” y han formado una feliz familia junto a sus hijos Levi (12), Vida, (10) y Livingston (8).

Antes de conocer a la que se convertiría en la mujer de su vida, la lista de celebrities que sucumbieron a los encantos de McConaughey es bien nutrida. Sandra Bullock, Renée Zellweger o la española Penélope Cruz son sólo algunas de ellas.

Infobae