La ex pareja de la socialité dijo todo sobre el plan del video y qué pasó con el mismo.

Kim Kardashian se ha convertido en una gran estrella dentro del universo ‘celebrity’ en Estados Unidos. Sus fans se cuentan por millones, al igual que su dinero. Una fama que ha ido puliendo con el paso de los años después de que alcanzase la popularidad en 2007, cuando se ‘filtró’ un vídeo sexual que grabó años atrás con la que fue su pareja, Ray J.

Han pasado 15 años desde entonces, y es ahora cuando han salido nuevas informaciones referidas a este acontecimiento que sin duda marcó un antes y un después en la vida de la empresaria. En el último capítulo de ‘Las Kardashian’, Kim reveló cómo Kanye West recuperó las famosas cintas sexuales, algo sobre lo que se ha pronunciado su ex pareja: “Todo es una mentira”.

El rapero, cansado de haberse convertido en el ‘malo’ de la película, ha terminado por explotar, concediendo una entrevista al ‘Daily Mail’ y dando nuevos detalles sobre aquella supuesta filtración de un vídeo que grabaron en el año 2003. Una propuesta de Ray J con la que podían alcanzar una popularidad similar a la del vídeo de Paris Hilton con el jugador de póker Rick Saloman. Toda una oportunidad de hacer negocio que aprovecharon Ray J y Kim Kardashian.

El rapero también ha asegurado que Kris Jenner fue quien negoció esta filtración con la productora Vivid Entertainment, pero una información de ‘TMZ’ asegura que no es así, sino que la madre de la empresaria nunca llegó a negociar, sino que fue la propia pareja. Una información que no desmiente que Kris no tuviera algo que ver.

“Nunca he filtrado nada. No he filtrado un vídeo en mi vida. Nunca ha sido una filtración. Se ha tratado siempre de un acuerdo entre Kris Jenner, Kim y yo y hemos sido socios desde el principio”, ha comenzado explicando el artista en su entrevista al tabloide británico, dejando ver que la filtración fue un plan premeditado y estudiado por la familia Kardashian-Jenner y el rapero, con el fin de conseguir fama y dinero en grandes cantidades.

“He estado en la sombra durante más de 14 años, dejando que las Kardashians usen mi nombre, abusen de mi nombre, ganen miles de millones de dólares durante una década y media hablando de un tema del que nunca he hablado realmente”, ha añadido.

Es más, Ray J ha asegurado que el trato que firmaron incluía la filtración de tres vídeos, dos de ellos de contenido erótico, a pesar de que solo vio la luz uno de ellos. Unos vídeos que están grabados en unas cintas que tiene Kim en su propiedad: “Siempre ha tenido todas las cintas en una caja de zapatos Nike debajo de su cama. Una vez que le planteé la idea, solo jugando un poco, fue cuando se le ocurrió, habló con su madre, y desde ese momento estuvo fuera de mis manos”.

Comparte esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 3 =