El Mundo.- “Out” (‘Salir’), el primer corto con un protagonista homosexual y con una temática LGTBI+ de la historia de Disney, nacido de la mano de Pixar, ya está disponible en la plataforma Disney+.

El corto, de animación, relata la historia de Greg, un joven que está a punto de mudarse a la ciudad con su novio Manuel, cuando de repente, recibe la visita inesperada de sus padres para ayudarle con la mudanza.

Sin embargo, ellos no saben que su hijo es gay y Greg no encuentra la manera de decírselo. Pero su perrita Jim y un poco de magia le ayudarán a contárselo.

Con nueve minutos de duración y un título que hace referencia a la expresión “salir del armario”, “Out” está escrito y dirigido por Steven Clay Hunter y se enmarca en el programa Sparkshorts de Pixar -lanzado por el presidente del estudio, Jim Morris, y la productora Lindsey Collins para buscar nuevos talentos en animación-.

“Out” supone un gran paso en la industria del ratón para todos aquellos fans que llevan muchos años pidiendo que apareciera un personaje homosexual en alguna de sus tramas, y es además un ejemplo de igualdad para todos los niños y también para los adultos que ven sus películas.

La comunidad LGTBI+ ya propuso en su día “una novia para Elsa” (“Frozen: El reino de hielo”, 2013) tras ver en la joven con poderes gélidos una alegoría de sentirse “en el armario” y de su posterior liberación. Tanto ella como su canción “Let it go” se convirtieron en iconos LGTBI+.

En algunas películas se han dado pasos tímidos, pero nunca ha sido algo visual y evidente como se muestra en este cortometraje.

En el filme de animación real de “La bella y la bestia” (Bill Condon, 2017) se deja entender que el personaje de LeFou está enamorado de Gastón. O en la reciente “Onward” (Dan Scanlon, 2020), donde la cíclope inspectora Specter se refiere a su novia en un diálogo.

Con el lanzamiento de la plataforma Disney +, la compañía ha aprovechado para incluir tramas LGTBI+ entre sus series, como es el caso de “High School Musical: La serie el musical” con una pareja gay, o el personaje bisexual de la serie animada “Star vs. Las fuerzas del mal”.

De esta manera, Disney se abre poco a poco a la diversidad sexual con unas historias que hace unos años habrían sido impensables y que aún hoy son censuradas en países como Rusia.