La artista Gloria Estefan habló sobre la difícil situación que vivió en su niñez, cuando fue víctima de abuso sexual de parte de una persona cercana a su madre y las amenazas que recibió de parte del agresor.

La superestrella de origen cubano habló por primera vez públicamente sobre el abuso y los efectos que éste tuvo sobre ella en un episodio del programa de Facebook Watch Red Table Talk: The Estefans transmitido este jueves bajo el título Betrayed Trusted Adults (“Traicionados por adultos de confianza”).

“El 93% de los niños abusados conocen y confían en sus abusadores. Y lo yo sé esto porque fui uno de ellos”, explicó Estefan, sentada en una mesa junto su hija Emily Estefan y su sobrina Lili Estefan, y la invitada del programa, la primera latina que protagonizó el reality de ABC The Bachelorette, Clare Crawley.

A su vez, Crawley contó cómo ella también pasó por una experiencia similar. Dijo que fue abusada por un “consejero” de su escuela católica, y que fue “la víctima de un depredador”.

Ante ello, Estefan le dijo: “Quería lidiar con este tema porque es importante tratar de prevenir. Yo tampoco quería sentarme aquí tranquila mientras tú lo compartes y eres valiente”.

Era un familiar lejano

“Él era familia, pero no familia cercana. Él estaba en una posición de poder porque mi madre me había inscrito en su escuela de música y él inmediatamente le comenzó a decir cuán talentosa yo era y que necesitaba de una atención especial. Ella se sentía afortunada de que él estaba enfocando ese tipo de atención en mí”, dijo la cantante.

Estefan, quien nació en Cuba pero se mudó cuando era una niña pequeña a Miami, comentó que su abuso comenzó “poco a poco y luego fue rápido”.

Una situación peligrosa

La tres veces ganadora del premio Grammy dijo que era consciente de que la situación era “peligrosa”, pero no se pudo alejar del hombre.

“Le dije, ‘Esto no puede pasar. No puedes hacer esto’. Él me contestó: ‘Tu padre está en Vietnam, tu madre está sola y la voy a matar si se lo dices'”, declaró Estefan.

“Yo sabía que el hombre estaba loco y por eso pensé que realmente podía atacar a mi madre”..

La ansiedad hizo que se le cayera el cabello, dijo.

Pero eventualmente se lo contó a su madre, añadió.

Esta lo denunció a la policía, contó Estefan, pero la convencieron para que no presentara cargos, porque de hacerlo tendría que “enfrentar un trauma mayor por subirse a un estrado y testificar”.

Fuente: BBC en español

Comparte esto!