Lahore, Pakistán.- La policía de Pakistán dijo el miércoles que busca a dos hombres cristianos en la ciudad oriental de Lahore por acusaciones de supuestos insultos contra el libro sagrado del islam y su profeta Mahoma.

El caso contra los dos hombres se abrió el pasado sábado a raíz de la denuncia de un residente musulmán, Haroon Ahmed, señaló Muratab Ali, un investigador policial que dijo que los sospechosos todavía no han sido arrestados.

El policía no ofreció más detalles y solo apuntó que las autoridades siguen investigando para determinar si los dos cristianos, un religión minoritaria en el país, realizaron comentarios despectivos sobre el Corán y Mahoma durante una discusión sobre religión.

Según las leyes de blasfemia paquistaníes, cualquier acusado de insultar al islam o a otras figuras religiosas puede ser condenado a la pena capital si es hallado culpable. Aunque las autoridades no han ejecutado ninguna de estas sentencias, solo la acusación puede causar disturbios.

Según grupos de derechos humanos locales e internacionales, las denuncias de blasfemia se han utilizado a menudo para intimidar a las minorías religiosas y para ajustes de cuentas personales. Un gobernador de Punjab fue asesinado por su propia guardia en 2011 tras defender a una mujer cristiana, Aasia Bibi, acusada de blasfemia. La mujer fue absuelta luego de pasar ocho años en el corredor de la muerte y se marchó a Canadá para reunirse con su familia luego de recibir amenazas.

AP