Camboya.- Ocho aldeanos en Camboya murieron tras consumir vino de arroz casero que probablemente estaba adulterado, dijeron las autoridades el martes.

Las víctimas estuvieron bebiendo en el funeral de uno de sus vecinos el 10 de mayo, dijo Kouy Bunthouen, jefe del departamento de salud de la provincia de Kandal, cerca de Phnom Penh.

Dijo que las autoridades colectaron muestras de sangre de los cadáveres y del resto del vino de arroz para análisis de laboratorio. Indicó que, aunque siguen esperando los resultados, suponen que el vino contenía metanol. Recalcó que los aldeanos no murieron de COVID-19.

Las peligrosas bebidas alcohólicas caseras son un persistente problema en áreas rurales pobres en Camboya, donde cada año se reportan varios envenenamientos accidentales.

El vino de arroz por lo general se prepara en cantidades pequeñas en viviendas rurales y es popular en eventos como bodas, funerales y festivales locales. En ocasiones se le añade alcohol para aumentar su potencia, pero si no es destilado apropiadamente puede contener metanol, cuyo consumo puede causar ceguera o muerte.

Un policía en la comuna de Sarika Keo, donde ocurrieron las muertes, dijo que las víctimas comenzaron a enfermarse y morir a partir del día del funeral y hasta el domingo.

AP