BEIJING (AP) — Una ciudad en el norte de China sacrificó tres gatos domésticos que dieron positivo a COVID-19, informó un diario local este miércoles. El país está tomando medidas estrictas para contener nuevos brotes del coronavirus.

Las autoridades de Harbin, donde se han registrado recientemente 75 casos, dijeron que se tomó la medida porque no existe tratamiento disponible para el mal en los animales. Los felinos hubieran puesto en peligro a su dueña y al resto de la gente en el edificio residencial, dijo Beijing News online.

La dueña, que dio positivo el 21 de septiembre, se aisló luego de dejar agua y alimento para sus tres gatos.

Un empleado de la comunidad que la visitó aplicó pruebas de coronavirus a los gatos, que dieron positivo en dos ocasiones. A pesar de los ruegos de la dueña, identificada como señorita Liu, fueron sacrificados el martes por la noche.

Comparte esto!