AFP Washington

Más de 50 legisladores demócratas de Texas se enfrentan el miércoles a órdenes de detención firmadas por el líder republicano de la cámara baja del Estado por haber huido para evitar la aprobación de un proyecto de ley, acusado de restringir el acceso a las urnas.

Las 52 órdenes de arresto firmadas por el presidente de la Cámara de Representantes de Texas, Dade Phelan, serán entregadas al jefe de seguridad de la cámara el miércoles por la mañana, informó el diario local Dallas Morning News. 

La mayoría republicana había votado a primera hora de la tarde para autorizar las detenciones. La moción para obligar a los legisladores demócratas a regresar fue aprobada por 80 votos a favor y 12 en contra. 

Decenas de demócratas huyeron en julio de Texas a Washington para evitar una sesión especial, destinada a aprobar una polémica ley electoral. 

La ley de Texas permite detener a los legisladores que se ausenten durante las votaciones y obligarlos a volver a la cámara.

La sesión extraordinaria tuvo que ser convocada porque los mismos legisladores demócratas habían abandonado la cámara en mayo durante una votación sobre la ley electoral, que el presidente estadounidense Joe Biden denunció como un “ataque a la democracia”.

Su ausencia impidió que estuviera presente el número necesario de representantes elegidos (cuórum) para poder votar. Al menos 20 legisladores demócratas siguen en Washington, según el Morning News.

“Es nuestro derecho como legisladores romper el cuórum para proteger a nuestros electores”, dijo el líder demócrata de la Cámara de Representantes, Chris Turner, en un tuit de su bancada.

“Lucharemos tan duro como podamos contra los ataques republicanos a nuestro derecho al voto”, prometió.

El proyecto de ley republicano pretende oficialmente hacer que las elecciones sean más seguras, al prohibir el voto en automóvil (“drive-in”) o introducir numerosas restricciones a los horarios de votación y el voto por correo.

Pero estas restricciones se dirigen sobre todo a las disposiciones que facilitan el voto de las minorías, especialmente de los afroestadounidenses, que suelen apoyar más a los demócratas.

Desde la derrota de Donald Trump en las elecciones presidenciales de 2020, los proyectos de ley que restringen el acceso al voto han proliferado en los estados por iniciativa de los republicanos.

Comparte esto!