El Gobierno de Venezuela denunció ante el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos las declaraciones del presidente de Colombia, Iván Duque, en las que dijo que los venezolanos que no tengan doble nacionalidad ni estén regularizados no podrán acceder a la vacuna contra el coronavirus.

“Las declaraciones de Iván Duque constituyen una aberración que hemos denunciado ante Michelle Bachelet”, dijo el ministro de Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, citando en su mensaje en la red social Twitter a la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos.

“En Venezuela nunca hemos discriminado, ni segregado a los millones de colombianos que conviven con nosotros. Jamás lo haremos. Es un principio de humanidad, profundamente cristiano”, ha agregado en su mensaje.

Por su parte, la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, destacó que Caracas denuncia “con mucho vigor” las “terribles y bárbaras” declaraciones de Duque, una decisión que ha tildado de “xenófoba” y “violatoria de los derechos de los migrantes”.

Rodríguez denunció además que Caracas no puede hacerse con vacunas contra la COVID-19 a causa de las sanciones de Estados Unidos. “Venezuela tiene recursos para pagar las vacunas contra la COVID-19, pero por la intolerancia extremista de la derecha venezolana han sido bloqueados por órdenes del Gobierno de Donald Trump”, ha sostenido.

“Hemos informado sobre las gestiones que adelanta el presidente (Nicolás) Maduro a los efectos que sean desbloqueados estos recursos que permitan a Venezuela acceder y pagar la vacuna rusa Sputnik V y otras que sean reconocidas para atender la pandemia de COVID-19”, resaltó, según ha informado la cadena de televisión venezolana VTV.

Duque afirmó recientemente que “la priorización siempre serán los ciudadanos colombianos” y añadió que las personas que no puedan acreditar su nacionalidad colombiana o que no tengan regularizada su situación migratoria no tendrán la vacuna.

“Por supuesto que no”, dijo el mandatario colombiano, que justificó sus palabras aduciendo que, en el caso contrario, “tendríamos un llamamiento a la estampida, a que todo el mundo cruce la frontera para pedir que lo vacunen”.

Rodríguez reiteró el llamado a los venezolanos para que regresen a su país, toda vez que volvió a negar la veracidad de las cifras de migración que manejan instancias como la ONU, según la cual unos 5,4 millones de venezolanos han emigrado en los últimos años.

“Regresen a Venezuela (…) sabemos que no son muchos, estas cifras las han manipulado, hablan de una cifra que no tiene ningún basamento ni posibilidad de transporte que permitan esa movilidad, es una falsaria”, dijo.

La vicepresidenta recordó que este año unos 200.000 venezolanos retornaron al país en medio de la pandemia y gracias al plan gubernamental de regreso, conocido como “Vuelta a la Patria”.

“Exigimos el respeto a los derechos humanos de los venezolanos en otros países, que se fueron en la búsqueda de un horizonte”, remarcó. Señaló además que en Venezuela viven unos seis millones de colombianos, a los que “nunca se les ha negado nada”.

Fuente: Europa Press y EFE