Analistas y políticos en Washington han pronosticado que pasarán tres meses antes que los estadounidenses empiecen a sentir los beneficios de la nueva Ley de Infraestructura firmada hoy por el presidente Joe Biden. Pero en la ciudad de Nueva York los efectos positivos han sido inmediatos, ya que este mismo lunes la gobernadora Kathy Hochul anunció que gracias a esa legislación ya no habrá aumento del pasaje del Subway.

La mandataria hizo el anuncio antes de viajar este lunes en la mañana a Washington DC, para participar en la ceremonia de la firma de la ley en la Casa Blanca, en la cual también estuvo presente el alcalde Bill de Blasio.

“Hemos hecho los números y como resultado del dinero que recibiremos del Presidente que firma el proyecto de ley hoy … anticipamos que no habrá aumentos de tarifas para la MTA”, indicó Hochul, en una rueda de prensa en el Aeropuerto Internacional de Albany, antes de viajar.

Comparte esto!