Hombres fuertemente armados atacaron, sin dejar víctimas, un hospital universitario en Haití en la noche del lunes al martes, indicó un responsable de la entidad, en un nuevo hecho de la violencia generalizada que sufre el país caribeño.

Los asaltantes irrumpieron entre la medianoche (04H00 GMT) y las 5H00 del martes en el perímetro del hospital de Mirebalais, uno de los más grandes del país, y dispararon contra sus instalaciones, dijo a la AFP el doctor Réginald Ternier.

“Esta mañana, observamos impactos de bala en las fachadas de varios edificios” del hospital, situado a poco más de 50 km de la capital, Puerto Príncipe, mientras que “la unidad de cuidados intensivos para recién nacidos resultó dañada”, comentó Ternier al precisar que se encontraron cartuchos de alto calibre.

En el hecho no se presentaron víctimas fatales ni heridos de bala, aunque el médico mencionó que había conmocionado a las personas presentes en el lugar, además de dejar algunos daños materiales.

“Pacientes, residentes y miembros del personal sufrieron el ataque en plena noche. Están conmocionados”, lamentó.

Antes del asalto al hospital, hombres con armas automáticas atacaron el viernes la localidad de Saut d’Eau, no lejos de Mirebalais. La alcaldesa Marie Andrée Ruth Thelus informó el domingo en la radio ik 9 de al menos 11 muertos, decenas de heridos y varias casas incendiadas.

El lunes, la misma localidad fue blanco de un nuevo ataque sin que se conocieran más detalles del número de víctimas.

Haití, uno de los países más pobres del Caribe, sufre por la violencia de las pandillas, con más de 2.400 muertos desde inicios del año, según cifras de la ONU.