Un jurado de la corte federal en Boston, Massachusetts, absolvió al dominicano Bernardito Carvajal por la muerte de un adicto no identificado al que le vendió fentanilo y murió de una sobredosis en la ciudad de Lawrence, pero lo declaró culpable por tráfico de la letal droga enfrentando hasta 20 años en la cárcel.
Carvajal, de 30 años de edad que fue arrestado en julio 2019 en la Operación “Autopista del Diablo” (Devil´s Highway) junto a otros 39 sospechosos, decidió ir a juicio cuya causa duró cinco días concluyendo el martes con la decisión de los jurados.
Más detalles sobre la muerte del adicto de 26 años de edad, no fueron revelados en el comunicado del fiscal federal interino de Massachusetts, Jonathan Mendell.
Carvajal quien residía en Haverhill será sentenciado el 22 de marzo 2022 por el juez George A. O´Toole Junior por dos cargos de tráfico de fentanilo.
Fue acusado en enero de 2020 fecha desde la que está preso.
Los fiscales dicen que el 12 de junio de 2019 o alrededor de esa fecha, Carvajal vendió fentanilo en Lawrence a una víctima de 26 años, que murió de una sobredosis al día siguiente y continuó vendiendo fentanilo después de la sobredosis fatal, incluida otra venta el 31 de julio de 2019 a un oficial encubierto.
“Los traficantes de drogas se ganan la vida vendiendo la muerte con el plan de cuotas, creo que la gente lo pierde de vista”, dijo el fiscal Mendell. “Los traficantes de drogas ganaron dinero con cada una de las 100.000 personas que sufrieron una sobredosis el año pasado”.
Dijo que el jurado en este caso determinó que Carvajal distribuyó drogas letales y que pagará un alto precio por sus crímenes.
“Mi oficina continuará persiguiendo y procesando a aquellos que se aprovechan de los adictos distribuyendo drogas mortales”, advirtió el fiscal.
La “Operación Devil’s Highway”, que duró 10 semanas en ciudades situadas en el llamado Valle Merrimack en Massachusetts en la que cayeron 40 sospechosos de narcotráfico incluyendo a Carvajal, fue encabezada por la DEA con participación de policías estatales y locales.
El primer dominicano condenado de los 40 acusados, entre ellos 35 dominicanos es Ángel Rivera Valle que también usaba el nombre de José Antonio Serrano, de 31 años residente en Lawrence, sentenciado a 64 meses de prisión y cuatro años de libertad supervisada el 8 de septiembre 2020.
Será deportado a la República Dominicana después de cumplir la sentencia.
Se declaró culpable de conspiración para distribuir y poseer con intención de distribuir 40 gramos o más de fentanilo, dos cargos de distribución y posesión con intención de distribuir 40 gramos o más de fentanilo, y distribución y posesión con intención de distribuir fentanilo en abril del año pasado

Comparte esto!