Un joven de 18 años murió por una herida de bala a manos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), leal al régimen de Nicolás Maduro, durante una protesta por la falta de gasolina en la pequeña población insular de Venezuela, Isla de Toas, en el estado de Zulia, según denunciaron este viernes dirigentes opositores y organizaciones de derechos humanos.

Un recrudecimiento del racionamiento de combustible en Toas, una isla de 9.000 habitantes en el estado fronterizo con Colombia, “desató descontento y protestas en la población a lo que los órganos represivos del estado respondieron con tiros, ocasionando la muerte a un joven pescador de la zona”, señaló el diputado opositor Juan Pablo Guanipa.

El joven asesinado fue identificado como Joel AlbornozEl joven asesinado fue identificado como Joel Albornoz

“Testigos responsabilizan a funcionarios de la (militar) Guardia Costera. Exigimos justicia”, sostuvo en tanto la ONG de derechos humanos Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS), que difundió un video en el que se observa a un grupo de personas cargar en brazos al hombre fallecido antes de subirlo a una moto.

El partido opositor Vente Venezuela identificó a la víctima como “Joel Albornoz”, y también apuntó contra las fuerzas de seguridad del régimen de Nicolás Maduro: “Fue asesinado por un funcionario de la GN este 17 de julio durante una protesta por combustible en la Isla de Toas, Zulia”.

“Cuerpos represores del régimen llegaron al lugar a llevarse la gasolina, impidiendo que los ciudadanos pudiesen obtener el servicio”, denunció el bloque opositor.

Las autoridades aún no han dado información sobre los sucesos.

“¡Está muerto! ¡Ahí lo llevan, muerto por la Guardia Nacional, la Guardia Costera”, se escucha decir a un manifestante en el video.

Armando Armas, presidente de la Comisión Permanente de Política Exterior, Soberanía e Integración de la Asamblea Nacional, también repudió y denunció el hecho en sus redes sociales: “La narcotiranía sigue asesinando a venezolanos inocentes que protestan contra la desidia y la miseria en la que los corruptos convirtieron a Venezuela. En Isla de Toas, Zulia, la represión se agudiza contra un pueblo indefenso”.

La Guardia Nacional chavista volvió a asesinar a un manifestante venezolanoLa Guardia Nacional chavista volvió a asesinar a un manifestante venezolano

“Joel Luis Albornoz Paz se suma lamentablemente a la lista de personas asesinadas por el uso de armas de fuego en el control de protestas y por los altos niveles de impunidad que favorece la repetición de tales acciones represivas letales”, agregó la ONG venezolana Provea.

Zulia, una otrora próspera región petrolera, es afectada por el colapso de servicios públicos con constantes apagones y crónico desabastecimiento de combustible.

En Venezuela, según el OVCS, se produjeron más de 4.000 protestas durante el primer semestre de 2020, la mayoría en exigencia de derechos básicos como alimentación o mejoras de servicios públicos. Han dejado más de un centenar de detenidos, varias decenas de heridos y, ahora, tres fallecidos.

Aunque las manifestaciones políticas han perdido fuerza, la crisis social se ha agudizado con la pandemia de COVID-19, sostiene esa organización.

Con información de AFP