El Gobierno venezolano calificó este sábado como «monumento a la propaganda de guerra» el informe de la Misión Internacional de la Organización de Naciones Unidas (ONU), según el cual el presidente Nicolás Maduro y otras altas autoridades del país han incurrido en crímenes de lesa humanidad.

«Es algo insólito, (…) es irresponsable, es un fraude, absolutamente, y es un monumento a la propaganda de guerra», dijo en una declaración el canciller Jorge Arreaza acerca de la elaboración del informe que, según denunció, fue redactado sin que los miembros del grupo encargado acudieran a Venezuela.