Una pareja de Cangas del Narcea (Asturias, España) que no llevó a sus hijos al colegio durante el pasado curso por el temor al coronavirus tuvieron que comparecer este viernes ante un tribunal, informa El Comercio.

Teresa Morales y Felipe Canela están acusados de abandono de familia y de un delito de desobediencia grave. La Fiscalía del Principado de Asturias sostiene que la pareja no prestó la atención necesaria a los niños y pide 11 meses de encarcelamiento para cada uno.

Durante el juicio, los padres afirmaron que a primeros de este año comunicaron a las escuelas por carta que deseaban que sus hijos siguieran sus estudios desde casa y les explicaron sus motivos.

Sin embargo, los directores de los centros educativos les respondieron que la educación domiciliaria no es legal en España, por lo que la pareja decidió inscribir a sus hijos en un colegio que les permitiera estudiar desde casa y los matriculó en una escuela portuguesa.

Comparte esto!