NUEVA YORK._ El laureado pintor y escultor dominicano Oscar Abreu, quien ha expuesto en varias muestras locales, nacionales e internacionales, aclaró las confusiones que ha generado un caso judicial que tuvo con el actual presidente de la filial de ACROARTE Andy Salas en 2016, informando que el cargo de asalto en tercer grado del que lo acusó el cronista fue desestimado por un juez en la Corte Criminal de El Bronx, debido a que Salas lo acusó dos veces por el mismo delito y no se presentó al tribunal en marzo de ese año.

NUEVA YORK._ El laureado pintor y escultor Oscar Abreu aclara el caso judicial con el presidente de ACROARTE NY, Andy Salas, informando que un juez desestimó el cargo en la Corte Criminal de El Bronx en 2016. (Fuente externa).

Abreu, dijo que hace la aclaración para ilustrar a sus seguidores en las redes sociales ya que sectores mal intencionados han pretendido resucitar un proceso jurídico que se cerró hace 5 años, y no tiene ninguna intención de continuar insistiendo en los detalles del incidente.

El caso, fichado con el número B16610845 por el detective Monahan del cuartel 46 en El Bronx y ventilado en el tribunal el 3 y 4 de marzo 2016.

Salas empujó a Abreu en medio de una disputa y el artista le devolvió la agresión. El cronista resbaló en la escalera del edificio situado en la avenida Carter en El Bronx y se golpeó pero acusó a su otrora amigo de atacarlo.

La primera audiencia en la corte de El Bronx se programó para las 9:00 de la mañana pero Salas no asistió a la sala de justicia por lo que se pospuso citándolo el juez para una segunda comparecencia.

En vez de responder a la citación, Salas acudió a un cuartel sin jurisdicción en el caso y trató de abrirle otro expediente a Abreu, pero fracasó en el intento y el juez decidió desestimar los cargos sin ninguna consecuencia para el acusado.

Abreu, fue arrestado el 21 de febrero de 2016.

El incidente se originó cuando Salas llegó al estudio que tenía Abreu encontró a Abreu recogiendo cuadros y parte de sus cosas, pero antes el pintor había llamado a la policía, alegando que el cronista no lo dejaba entrar para que se llevara lo que era suyo.

El espacio fue rentado por Salas a Abreu. “El problema ocurrió porque Oscar conectó cuatro calentadores en una sola extensión, lo que sobrecalentó el sistema y originó el fuego”, señaló Salas.

El incidente trajo como consecuencia un incendio en las instalaciones debido a un sobrecalentamiento en conectores eléctricos de varios calentadores por la falta de calefacción en el lugar durante el crudo invierno, el 4 de enero a la 1:00 de la tarde.

Salas dijo que él era el administrador del edificio y tenía la autorización del dueño para disponer de los espacios, como rentarlos.

También dijo que el artista se metió al edificio usando una escalera después que Salas le pidió que se fuera.

Fue llevado a un hospital y Abreu se disculpó varias veces a través de los medios y las redes explicando que nunca intención de maltratar, insultar ni agredir a Salas.

Abreu, dijo que su reacción a la agresión de Salas, fue en defensa propia, versión que mantiene 6 años después del incidente.

“El no te contó todos los detalles de que secuestró todas mis cosas y que la policía tuvo que decirle que me dejara llevármelas”, aclaró Abreu en una entrevista con este reportero.

El artista insiste en que no empujó al cronista, explicando que “él me empujó, yo reaccioné rápido y no fue mi intención la de que se cayera por la escalera, ni nada de eso y la policía fue quien lo socorrió”.

“No, no lo empujé, yo le di y fue en defensa propia”, dijo Abreu en ese entonces.

Sobre la acusación de asalto en tercer grado y el reporte de la policía de que estuvo arrestado, señaló que fue una denuncia.

El oficial Hiciano del cuartel 43 estuvo al frente de las investigaciones y el detective Monahan de la comisaría 46 participó en el procesamiento.

“Yo llamé la policía y lamento que Andy se sintiera tan molesto y que reaccionara de esa manera, después que le cambió la cerradura a la puerta y aunque yo tenía llaves para entrar, primero fui, le envié mensajes y hablé con su amigo Benny el dueño del edificio al que le dije que iba a llamar a la policía”, relató el pintor.

“No soy un hombre violento, la gente no cambia su naturaleza y no es que quiera venderme así ahora. Lo hecho, hecho está, pero si él (Salas) es un individuo que promueve la verdad, debe saber lo que es la verdad como comunicador”, sostuvo Abreu.

“No tengo nada malo que decir de Andy, porque esa no es la manera correcta de resolver las cosas, pero a todo el mundo que se ataque, se va a defender de una manera u otra. Entiendo que él se sintiera mal porque yo llamé la policía, lo excuso y lo perdono”, agregaba Abreu.

Oscar ganó el caso gracias al respaldo del abogado Francisco Knipping, jurista que murió en un accidente de avión en el condado Westchester el sábado 17 de agosto 2019, cuando la nave se estrelló contra el techo de una casa.

El jurista ejercía en una oficina de la avenida Audubon y calle 182 en el Alto Manhattan que fue cerrada después de su trágica muerte.

Abreu quería demandar a Salas por difamación pero el fallecido abogado le recomendó que no era necesario ya que el cronista es económicamente insolvente y las demandas se hacen por dinero.

Después del suceso Abreu continuó con su exitosa carrera y presentó dos ediciones de su Feria Internacional de Arte Contemporáneo ARTFORO 2016-17 en la ciudad de Nueva York y dos más en 2019 y 2020 en la República Dominicana ganándose el respeto y la admiración de la comunidad artística y cultural de su país natal.

Comparte esto!