Félix Martínez es el primer dominicano reportado oficialmente como desaparecido tras el devastador incendio del domingo en la mañana en un edificio de El Bronx donde él vivía junto a su esposa Rosa Reyes.
Ella dijo a representantes consulares que tuvo que ser ingresada en el hospital Saint Barnabas por la gran cantidad de humo negro que inhaló.
Desde el domingo, horas después de sofocado el fuego que mató a 10 adultos y 9 niños, dejando a 63 heridos entre ellos 32 graves, se comenzó la búsqueda del esposo que al cierre de esta crónica no había dado señales.
La señora Reyes quien fue dada de alta después de recuperarse, explicó que las autoridades aún no le han dado informaciones sobre su esposo.
Ella no pudo responder llamadas anoche de este reportero en busca de más detalles sobre la desaparición de su cónyuge.
Aunque oficialmente no se ha certificado sobre dominicanos muertos y heridos, el consulado sigue a la espera de que las autoridades concluyan las identificaciones y rindan el informe correspondiente con el listado de víctimas mortales y heridos en hospital dar los pasos correspondientes.
“Hasta que eso no ocurra, no podemos adelantar ninguna información sobre la situación de nuestros connacionales porque desconocemos oficialmente si entre ellos hay muertos y heridos”, dijo el vicecónsul Iván Tolentino, quien junto al encargado de relaciones públicas del consulado, Elías Barrera Corporán, la directora de asuntos comunitarios, Ramona Almonte (Monín) y el funcionario de la sede, Amintore Pérez integra la comisión.
Los representantes consulares se unieron ayer lunes al alcalde Eric Adams, el congresista boricua Richie Torres, la asambleísta dominicana del distrito 86 Yudelka Tapia, el concejal dominicano del distrito 15 Oswald Feliz, la concejala dominicana en el distrito 14, Pierina Sánchez, activistas comunitarios y otros líderes políticos en la escena para coordinar ayudas conjuntas.
También se reunieron con la directora de manejo de emergencias de la ciudad, Yaksira Duarte, el detective y el sargento de la policía, Tony Mansour y John Olavarría.
Mientras docenas de organizaciones y activistas individuales mantienen campañas de recaudación de fondos para ayudar a las familias de las víctimas fatales y los desplazados en refugios, el cónsul general Eligio Jáquez dijo que la sede ha puesto a disposición de los dominicanos afectados asistencia y sumarse a las autoridades locales para ayudar a los necesitados en lo que sea posible.
El vicecónsul Tolentino adelantó que la representación consular contactó a las autoridades correspondientes para indagar sobre los dominicanos y dominicanas eventualmente afectados pero se les dijo que se trabaja en las investigaciones.
Además del alcalde estaban el vicegobernador estatal Brian Benjamín y una representación diplomática y consular de Ghana en África del Sur de donde eran nativas la mayoría de las víctimas.
Aunque todas las informaciones confirmaban 19 muertos, la portavoz de la Oficina del Médico Forense, aclaró que en las morgues de esa dependencia y dos hospitales hay 17 cadáveres de víctimas del siniestro.
Esa cifra fue confirmada ayer también por el alcalde que avanzó que el número podría cambiar debido a la gran cantidad de inquilinos graves en hospitales a muchos de los cuales no se les aseguran las vidas y siguen en cuidados intensivos.
El alcalde reconoció la solidaridad del mundo con víctimas y damnificados.
ESPAILLAT LAMENTA
El congresista Adriano Espaillat, hablando ayer en la tarde con este reportero, lamentó la tragedia calificándola de un escenario muy triste y serio.
“Aunque esa zona está fuera de mi distrito (13), es una tragedia para la ciudad completa”, añadió.
Dijo que no se ha confirmado sobre dominicanos que residían en el edificio, habló con el concejal Feliz y hablará con su homólogo Torres para recibir más informaciones sobre la situación.
DOMINICANOS Y DE TODAS PARTES DEL MUNDO
El bodeguero dominicano Federico Medina que tiene su bodega en la franja del edificio dijo que al canal NY 1 News del sistema de cable Spectrium que “habían dominicanos y de varias partes del mundo, distintas partes del país (República Dominicana) así que imagínese. No es fácil, una tragedia muy triste lamentablemente”.
Relató que a su bodega llegaban a comprar los niños que residían en el edificio.
Señaló que los ocho que no regresarán están en su mente.
“Negro, negro, negro todo el edificio, desde el piso 19 hasta abajo. Cuando nosotros subimos, porque llegamos hoy (ayer lunes) habían chamarritas de niños en las escaleras y zapatitos. Es bien duro”, dijo una trabajadora de reparaciones de edificios que se identificó como “Alfredina”.
Las autoridades están mudando el centro de atención para vecinos y personas afectadas a Jenny Torres quien está durmiendo en su carro con la familia dijo que se quedaron sin hogar luego de vivir por una década en el inmueble siniestrado.
“Si no fuera porque tengo carro para ponerlo acá adentro, ¿adónde íbamos a estar, allá afuera? y ahora nadie sabe para donde vamos, nadie sabe qué vamos hacer”, explicó
Las oficinas del congresista Torres y de Gestión del edificio Bronx Park Fase III Preservation LLC y aseguraron que todas las personas desplazadas tendrán acceso a una vivienda temporal.
Los damnificados están ubicados mientras tanto en 140 habitaciones de hoteles contratados por la ciudad para alojarlos.
El Departamento de Gestión de Emergencias de la ciudad dijo que 60 familias están en hoteles y aún pueden registrarse con la Cruz Roja.
Lo mismo será para las personas que salgan de los hospitales y no tengan un hogar.
El congresista Torres y otros funcionarios electos anunciaron que esto es parte de los esfuerzos de recuperación y asistencia para las familias afectadas.
“Cuando ocurre una tragedia como la que ocurrió ayer aquí en este edificio, nosotros vamos a responder”, aseguró Pierina.
La comunidad de El Bronx ha estado llegando con bolsas de ropa y comida donadas para ayudar a los desplazados.
La escuela secundaria MS 391 y el Colegio Comunitario Monroe College son dos de los puntos de acopio de las donaciones que están llegando en masa.
Vanessa Gibson, la presidenta del condado de El Bronx, aseguró que a las familias no se les preguntará el estatus migratorio a la hora de buscar ayuda para obtener vivienda temporal.

Comparte esto!

Deja una respuesta