Clarín.- Los noticieros de la televisión estatal de Corea del Norte KTV no dieron este domingo información sobre el líder Kim Jong-un, en medio de especulaciones sobre su estado de salud que especulan sobre su muerte o un “estado vegetativo”, tras un procedimiento fallido de insertar un stent coronario.

Según comprobó ANSA, las noticias de las 17 y las 20 (hora local) no informaron sobre actividades del líder, con excepción de la carta de agradecimiento enviada a los trabajadores involucrados en la construcción de la ciudad de Samjiyon, ya informada por Rodong Sinmun, voz del Partido de los Trabajadores.

Samjiyon, que es el lugar donde se cree que nació el padre del líder Kim Jong-il, se encuentra al pie del monte Paektu. Es un lugar querido por la familia Kim y sagrado para todo el país. Y allí se han terminado obras en diciembre pasado Se trata de una estancia de campo con estilo definido por el joven líder. Kim dio gran importancia al proyecto Samjiyon, al que ha visitado varias veces en los últimos dos años.

En tanto, un tren que probablemente pertenezca al líder norcoreano Kim Jong-un -suele desplazarse en ese convoy especialmente acondicionado- ha sido visto en un centro turístico en el este del país, como lo muestran algunas fotos satelitales publicadas por un sitio de Estados Unidos.

Pero persiste el misterio sobre su salud y su larga ausencia de compromisos oficiales, que permiten tejer cientos de especulaciones, incluso la de su muerte en un fallido procedimiento quirúrgico. El tren, según un informe del sitio web 38North en un informe, fue visto en una estación reservada para la familia Kim en Wonsan el 21 y 23 de abril.

Una imagen satelital del tren que usa habitualmente Kim Jong-un. AFP

Una imagen satelital del tren que usa habitualmente Kim Jong-un. AFP

Corea del Norte ejerce un estricto control sobre la información acerca de sus líderes, lo que hace casi imposible que los extranjeros determinen qué ocurre en la cúpula del poder. Incluso la principal agencia de inteligencia de Corea del Sur tiene un historial dispar confirmando noticias en Corea del Norte. Por ejemplo, cuando falleció Kim Jong Il en diciembre de 2011, pocos extranjeros lo supieron antes de que fuera reportado por medios estatales norcoreanos dos días después.

El sitio estadounidense afirma que el avistamiento “no prueba dónde se encuentra el líder norcoreano ni indica nada sobre su salud”, pero “refuerza algunos informes que señalaron de que Kim se encontraría en un complejo de lujo en la costa este del país”.

Se ha especulado cada vez más sobre la salud de Kim, visto por última vez en público desde el 12 de abril y ausente de las celebraciones del 15 de abril por el cumpleaños de su abuelo, Kim Il Sung, el fundador del régimen, el día más importante del calendario político de Corea del Norte.

El periódico NK, un sitio online manejado principalmente por desertores de Corea del Norte, informó en los últimos días que Kim se habría sometido a una cirugía cardiovascular a principios de este mes y estaba pasando una convalecencia en una villa en la provincia de North Pyongan.

El jueves pasado, citando a un funcionario gubernamental no identificado, la emisora surcoreana SBS informó que Kim parecía haber estado en Wonsan durante al menos cuatro días y que pronto volvería a aparecer. Con solo 36 años, el líder sufriría enfermedades relacionadas con el tabaquismo, el sobrepeso y el estrés.

Muchos expertos en Corea del Sur restaron importancia a las especulaciones de que Kim esté enfermo de gravedad. También señalaron que era improbable que hubiera incidentes inmediatos en el país, incluso si Kim se ve incapacitado o muere, porque otra persona, como su influyente hermana, Kim Yoo Jong, tomaría el mando con rapidez, aunque la perspectiva política en el largo plazo no estuviera clara.

Fuente: Ansa, AP y EFE