Los talibanes afirmaron el jueves que están listos para negociar la paz con el gobierno afgano tras la fiesta musulmana de la Aid al Fitr el mes que viene, una vez se haya completado el intercambio de prisioneros.

Los rebeldes están “listos para empezar las negociaciones” una vez se hayan liberado a todos sus prisioneros “según la lista ya entregada” a las autoridades, al mismo tiempo que ellos liberan a los miembros de fuerzas de seguridad en sus manos, explicó en Twitter su portavoz, Suhail Shaheen.

El gobierno de Kabul no reaccionó hasta el momento.

Estados Unidos y los talibanes firmaron a finales de febrero un acuerdo histórico en Doha, abriendo el camino a una retirada total de las tropas estadounidenses después de 18 años de guerra, así como a negociaciones de paz.

La semana pasada, el jefe de la diplomacia afgana, Mohamad Hanif Atmar, dijo que la propuesta de Catar de ser anfitrión de la primera ronda de conversaciones era “consensual”.

Estas conversaciones debían comenzar el 10 de marzo, pero se retrasaron varias veces debido a la continuación de los combates y al retraso de un intercambio de prisioneros.

El presidente Ashraf Ghani ha prometido liberar a 5.000 prisioneros talibanes contra un millar de miembros de las fuerzas de seguridad afganas detenidos por los insurgentes, tal como se estipula en el Acuerdo de Doha.

Hasta ahora, las autoridades afganas han declarado haber liberado a cerca de 4.400 talibanes, y los insurgentes, a 864 detenidos de las fuerzas afganas.

AFP