Ramón Antonio Pimentel (Moreno Arias) es el actual senador del Partido Revolucionario Moderno, por Montecristi.

Tiene un estilo poco descifrable y una forma chabacana de ver la política. La posición que hoy ostenta le fue entregada porque nadie en el PRM quería morder el polvo de la derrota y en ese sentido le lanzaron ese anzuelo a su persona.

Él sabía que era difícil ganarle a Winston Álvarez en su natal Castañuelas, para la Alcaldía de esa demarcación, por lo que la única vía era ir al congreso. Nadie se esperaba, principalmente los mismos del PRM, que Moreno podría ganarle al invencible Heinz Vieluf, cosa que solo fue posible gracias a la traición de una facción del PLD, que nunca ha comulgado con el tres (3) veces Senador.

Luego de llegar a ser parlamentario Arias se ha visto involucrado en varios escándalos que no afectan su periódico de cuatro (4) años, pero que lo alejan del espectro de influencia política fruto de la gran importancia que le da el gobierno de Luis Abinader a lo mediático.

Pero hay un factor que los del PRM tienen temor de decir o señalar: la campaña negativa (Negativa porque se basa en hechos negativos en desfavor de un determinado exponente político) tiene su génesis en el mismo PRM.

En todo caso los del PRM deben saber que agrade o no Moreno es un voto en el congreso y eso pesa mucho a la hora de aprobar o desaprobar proyectos que beneficien el gobierno, por lo que en esta coyuntura tiene una importancia capital.

Pero de igual forma he notado una réplica del yerro que cometió el PLD con Heinz Vieluf. Los del PLD pensaban que saliendo de Heinz ellos podrían llegar a la curul fácilmente y ahora están todos fuera y Vieluf sin mover un dedo tiene más gentes que ellos. Algo similar sucede en el PRM, los que aspiran a posiciones, porque piensan que el poder lo es todo, arguyen que si salen de Moreno ellos ganan y no es así de simple.

Agrade o no Arias ha ganado las contiendas a las que ha ido a competir por lo que guste o no el hombre se las trae.

Comparte esto!