Participación Ciudadana calificó de «desacertadas, indignantes y una mala estrategia» las declaraciones del expresidente Medina de que su exfuncionario César Prieto prefirió morir con dignidad antes que vivir sin moral.

«Yo creo que el expresidente Medina ha tenido tantos revés en los últimos dos años, que no está siendo muy acertado en sus declaraciones, esas declaraciones que hizo en la funeraria en frente a la familia de ese señor fueron muy penosas e irrespetuosa del dolor de esa familia», expresó Miriam Díaz, directora ejecutiva de esa entidad. Explicó que «por el dolor de la familia de Prieto fueron irrespetuosas las palabras del exmandatario de ir a contar una conversación que el fallecido le confió, y que además nadie sabía». «Convertir eso en una bandera del lucha por la impunidad no es correcto», declaró.