La Primera Sala Penal de la Corte de Apelación dispuso el mantenimiento en prisión de la pastora Rossy Guzmán, imputada en el caso Coral.

El tribunal, presidido por Rafael Báez, tomó la decisión al desestimar un recurso interpuesto por la pastora a través de su abogado, Héctor López Rodríguez.

A la salida del tribunal los procuradores adjuntos Yeni Berenice Reynoso y Wilson Camacho saludaron la decisión de los jueces señalando que no han variado los presupuestos que justifiquen la puesta en libertad de la imputada.

De su lado López Rodríguez calificó de injusta la decisión señalando que existen arraigos suficientes para que se ordene la libertad de su cliente, quien se encuentra recluida en la cárcel Najayo Mujeres.