El titular de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, calificó como una “falta grave” el lanzamiento a un vertedero improvisado en La Ciénaga una cantidad de pruebas rápidas del COVID-19 que habían sido aplicadas a residentes de ese sector del Distrito Nacional.

Durante el boletín #54 expresó que el uso de materiales biológicos en los hospitales está “protocolizado”. “Simplemente, pedir al personal que intervino allí que una cosa de esa naturaleza no se vuelva a producir en un momento”, dijo.

Ayer lunes, se mostró un video en las redes sociales decenas de pruebas rápidas, guantes y batas desechables en un vertedero de La Ciénaga.

Sánchez Cárdenas indicó que en cualquier actividad de los hospitales, los productos biológicos se depositan en bolsas especiales y se guardan y se les da un tratamiento especial.

Recordó que la sangre es un vehículo especial para la transmisión de enfermedades, por lo que esos dispositivos no pueden ser lanzados a la basura de “manera alegre”.