Decenas de pastores y militantes de iglesias evangélicas se concentraron esta mañana frente al Congreso Nacional en demanda de que los legisladores aprueben el Código Penal sin las tres causales mediante las cuales se despenalizaría el aborto en ciertas circunstancias.

El pastor Hipólito Suero Soriano, obispo de la Iglesia Dios Pentecostal dijo que acudieron al lugar para pedirle a los diputados que no cometan el error de  respaldar el crímen de aquellos que no se pueden defender.

“Estamos aquí hoy unidos todos como un solo hombre en contra de los que son las tres causales porque la consideramos innecesarias porque los principios que tenemos de parte del Señor es que él es que tiene potestad sobre la vida y sobre la muerte, nadie  además de él tiene esa potestad, por lo tanto no estamos a favor a ninguna de las causales porque sería abrir una puerta para que comience todo lo demás abortos”, dijo.

Añadió que “además vinimos aquí a pelear por los que nos pueden defender, niños que están en los vientres de las madres, ellos no se pueden defender y es muy fácil tomar una decisión de quitarle la vida mientras son indefensos, creemos en la vida desde la concesión hasta la muerte”.