En las imágenes se observan que los hombres visitaron la parte frontal de la casa de gobierno de la República Dominicana, El Faro a Colón y otras zonas turísticas de nuestro territorio.

Pero algo que preocupa aún más:

¿,Habrán hecho turismo en el país? O quizás estarían haciendo algún levantamiento en el territorio dominicano.

Otra interrogante que crece aún más y es preguntarnos:

¿Pasaron esas armas utilizadas en el magnicidio por territorio dominicano?

Es lamentable, pero el lambonismo que tienen nuestras autoridades hacia las personas extranjeras debe corregirse, ya que si alguien pasa por el país, por ser de otra nación, se les obvia los procesos que se deben agotar en materia de seguridad migratoria.