El director ejecutivo de Pro Consumidor, Eddy Alcántara, dijo que la sociedad espera que estos procesos judiciales en contra de los actores responsables de esta práctica “criminal”, en la que han muerto decenas de personas en las últimas semanas terminen en condenas “firmes y contundentes”.

“Entregamos a la Procuraduría General de la República los documentos que comprometen a los propietarios de los negocios cerrados que se dedicaban a la comercialización de bebidas alcohólicas adulteradas o falsificadas para que se inicie el proceso judicial en contra de estas personas por el daño que les ha hecho a la sociedad”, manifestó.

Alcántara explicó que se depositaron los documentos que tienen que ver con el cierre de doce colmados y dos fábricas clandestinas que se dedicaban a comercializar bebidas alcohólicas adulteradas.

“En representación de los consumidores afectados y ante la inconducta de los comerciantes, solicitamos a la Procuraduría General de la República, que los mismos sean procesados y cualquier otra persona que en el curso de la investigación resulte vinculada, para que les sean impuestas las sanciones correspondientes”, indicó el funcionario.

Dijo que seguirá actuando en contra del comercio ilícito de productos falsificados y otros tipos de delitos que atenten contra la salud y los intereses económicos de los consumidores.

Asimismo, señaló que es deber de la institución someter estos casos, para que se inicie el debido proceso de investigación penal donde se aplique todo el peso de la ley.

“A cualquier persona que haya incurrido en esta mala práctica, que ha dado como consecuencia múltiples fallecimientos e intoxicaciones producto de la venta falsificadas en bebidas alcohólicas, debe ser presentado ante la justicia”, apuntó el titular.

Eddy Alcántara dijo que conforme a los operativos de control y vigilancia que se vienen realizando en todo el país, se han intervenido más de 400 comercios en Santiago, San Francisco de Macorís, Puerto Plata, Dajabón, Montecristi, Monseñor Noel, Nagua, Samaná, Punta Cana, San Cristóbal, Boca Chica, Gran Santo Domingo, entre otros.