Aunque militan en bloque electorales divergentes, Luis Abinader y el senador por la provincia La Altagracia, Amable Aristy Castro, se reunieron y abordaron “temas de interés nacional”, encuentro que en tiempos de campaña electoral llama la atención y hace pensar en una posible negociación para los próximos comicios pautados para el 5 de julio.

Abinader, candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno, busca los votos hasta debajo de la tierra, ya se ha atraído varias figuras del antiguo perredeísmo, a fin de asegurar su pase a la cúspide del Palacio Nacional en primera vuelta en julio, como pronostican algunas encuestas.

De ahí que la reunión con el legislador y líder del Partido Liberal Reformista, Aristy Castro se enmarca dentro de la lucha electoral que se registra en estos días en el país.

El candidato presidencial del PRM, quien pese a la pandemia del coronavirus, que ha cobrado la vida de más de 300 dominicanos, mantiene un febril activismo electoral y con esta reunión trata de obtener rédito político.

A Aristy Castro, pese a que recientemente su hija Karina Aristy fue derrotada en las elecciones por la alcaldía de Higüey por un bloque de partidos entre los cuales figura el PRM, no se le pueden restar méritos en el sentido de que mantiene liderazgo en esa demarcación.

Además como líder de un partido cuenta con cierta simpatía en diferentes partes del país. En las elecciones municipales de marzo pasado obtuvo 30,229 sufragios, para un 0.86%. Poco o mucho podrían ser decisivos para coronar cualquier candidatura.

El propio Aristy Castro dio a conocer la visita que le hizo Abinader, con la publicación en su cuenta de Twitter: “Recibiendo la visita de mi amigo Luis Abinader, donde tocamos temas de interés nacional!!!!”.

También se reunió con el expresidente Hipólito Mejía, figura primordial dentro de las filas del PRM, cuya hija, Carolina, acaba de ganar la alcaldía por el Distrito Nacional.

Aristy Castro, candidato a senador para el 5 de julio, podría volcarse a favor de Abinader, pero muchos se preguntan a cambio de qué si ya la boleta electoral está conformada.

Analistas de la escena política están contestes que sería muy difícil, a estas alturas, “armar un muñeco” que permita desmontar a uno para colocar a otros en cualquier boleta, pero subrepticiamente se puede mandar a votar en favor del otro, lo cual no sería nada nuevo en la historia electoral dominicana.

¿Ordenaría Amable a votar a sus seguidores por Abinader a cambio de que los partidarios del candidato presidencial lo hagan por el actual senador por la provincia de La Atagracia?