Rafael Sánchez Cárdenas, exministro de Salud, calificó de imprudente al actual Gobierno por pactar con la farmacéutica Astrazeneca para la adquisición de 10 millones de vacunas contra el COVID-19, a pesar de que ya existía un acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En un video difundido a través del canal de YouTube Ojalá Multimedia, Sánchez Cárdenas recordó que mediante las organizaciones Mundial y Panamericana de la Salud, la República Dominicana –que pertenece al Mecanismo Mundial de Vacunación (COVAX)- tiene garantizado el acceso a 2.5 millones de vacunas contra el COVID-19, una vez el antídoto esté aprobado.

“En lugar de seguir acudiendo a lineamientos políticos internacionales alrededor de ciertos grupos de productores de vacunas, deberíamos preservar el multilateralismo que representa la OMS como entidad de Naciones Unidas”, indicó el exfuncionario.

El doctor Sánchez Cárdenas cuestionó que el gobierno dominicano adelantara la suma de ocho millones de dólares a la farmacéutica británica Astrazeneca para la producción de una vacuna que aún no ha sido aprobada.

Recordó que la presidenta del Grupo de Trabajo sobre Vacunas del Reino Unido, Kate Bingham, en recientes declaraciones llamó a no tener mucho optimismo ante los procesos de producción e investigación de la vacuna contra el COVID-19.

“Si todavía no tenemos claro los resultados de las investigaciones contra el COVID-19 y ya tenemos la seguridad con el COVAX, pactar con Astrazeneca nos parece un adelanto imprudente. Deberíamos prestar más atención al desarrollo de vacuna que va a validar la OMS”, sentenció el exministro.

Situación de la COVID-19 en República Dominicana

En las últimas 24 horas, se registraron 475 casos nuevos de coronavirus en el país y una persona fallecida a causa de la enfermedad.

En el boletín 232, el Ministerio de Salud Pública detalla que la ocupación hospitalaria ha subido a 674, de 3,284, para un aumento de un 21 %.

Mientras que la ocupación en camas de cuidados intensivos está en un 33 % y 95 personas utilizan respiradores artificiales.