Félix Portes, abogado defensor del coronel Rafael Núñez de Aza, recusó a la jueza que estaba conociendo la solicitud de medida de coerción contra los imputados en el caso de corrupción demantelado mediante la Operación Coral.

La recusación contra la magistrada Kenya Romero fue realizada por el abogado Félix Portes, tras considerar que la magistrada ha violentado los derechos de defensas y fundamentales de los imputados al tomar con celeridad varias decisiones a pesar de las explicaciones expuestas por las defensas.

El caso queda sobreseído hasta que la Corte de Apelación decida si ratifica a la jueza Romero o nombra otro magistrado para conocer la coerción.

La magistrada Kenya Romero, rechazó la recusación, tras considerar que sí fueron tutelados los derechos, se notificaron a las partes procesales en el tiempo oportuno y se pidió habilitar espacio y proveerlos de dispositivos para que los abogados se reunieran con sus defendidos.

Esto ocurrió, en el segundo intento de conocer la medida de coerción de los imputados del supuesto entramado de corrupción desmantelado mediante la Operación Coral, donde los abogados de los imputados se destaparon pidiendo un nuevo aplazamiento de la audiencia tras considerar no habían tenido tiempo suficiente para conocer la acusación y preparar su defensa.

La jueza Kenya Romero, tras considerar que se le dio el tiempo y la oportunidad rechazó esa solicitud que plantearon los imputados y acogió lo que pedía el Ministerio Público de que se continuara con la audiencia.

En ese sentido los abogados ejercieron una oposición para que la magistrada reconsiderara su decisión, pero la magistrada Romero reiteró fu fallo.