Las autoridades del Ayuntamiento Santo Domingo Oeste, encabezada por su alcalde José Andújar, viven un momento de revuelo político, que le ha generado, luego de los escándalos por despidos masivos de empleados, situaciones de malestar entre los dirigentes que entraron con él a la nueva gestión.

Uno de los casos mas sonoros esta semana, ha sido la renuncia de la directora de Relaciones Públicas de la institución municipal, Amerfis Cáceres, otrora candidata a Alcaldesa por el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) en la demarcación, para el proceso en el cual Andújar salió favorecido. Se recuerdo que luego de pasado el proceso municipal, Cáceres activó para la campaña presidencial de Luís Abinader.

La dirigente reformista, en su motivación a la renuncia, plasmó lo siguiente:

«Después de saludarle cortesmente, nos permitimos hacer provecho de la presente para expresarle nuestra preocupación ante la avalancha de compañeros y compañeras que ejercen la presión sobre nosotros en busca de una oportunidad laboral, es de nuestro conocimiento la escasez de puestos en la alcaldía, en tal sentido por el volúmen de dirigentes que nos abordan diariamente, y por ese motivo nos vemos precisadas a tomar la imperiosa decisión de presentar formalmente nuestra disposición del cargo de Director de Relaciones Pública de tan digna institución«

Dicha renuncia llega en un momento político dificil para las autoridades edilicias, quienes se encuentran en un escenario repleto de demandas y solicitudes de empleos en el ayuntamiento, además y no menos importantes, de denuncias por «incumplimientos de acuerdos políticos» contraídos en el pasado proceso electoral.

Se recuerda que esta misma semana el dirigente político y comunitario de la Zona en Expansión, Jean Claude, hizo pública la decisión de desvincularse de las acciones de la alcaldía y reprocho el trato ofrecido por Andújar a él su equipo y a los diigentes y compañeros del PRM en Santo Domingo Oeste.

Aún el alcalde José Andújar ni su equipo se han referido al tema.

Deja una respuesta