Santo Domingo.- La Procuraduría Anticorrupción de República Dominicana solicitó este martes 10 años de prisión y una multa de 7 millones de dólares para los acusados de supuestamente recibir sobornos de la brasileña Embraer en el proceso de venta de 8 aviones Súper Tucano a República Dominicana en 2008.

La empresa pagó al Estado dominicano 7 millones de dólares en 2018, luego de admitir que pagó sobornos por 3,5 millones de dólares para asegurarse la venta al país de los aviones, según informó en ese año el procurador general de la República de entonces, Jean Alain Rodríguez.

Los fiscales solicitaron al Tercer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional la imposición de la pena al exministro de Defensa dominicano Rafael Peña Antonio; al coronel Carlos Piccini Núñez, exdirector de proyectos especiales de la Fuerza Aérea de República Dominicana (FARD), así como al empresario Daniel Aquino Hernández.

También son acusadas las empresas empresas 4D Business Group y ycor, a las que el Ministerio Público solicitó la imposición de multas de 100 salarios mínimos para cada una.

La fiscal Isis de la Cruz, de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), explicó en un comunicado que el Ministerio Público presentó hoy sus conclusiones sobre el caso.

La representante del Ministerio Público explicó que en la próxima audiencia las defensas presentarán sus conclusiones y posteriormente la contrarréplica del Ministerio Público de ser necesario.

El órgano acusador inició en noviembre pasado la presentación de la acusación contra los imputados por presuntos sobornos, lavado de activos y enriquecimiento ilícito.
El proceso se inició en 2016 y posteriormente se presentó la acusación en 2017.

En agosto de 2018, el Cuarto Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional autorizó la aplicación de un juicio penal abreviado contra Embraer y le impuso una multa de 7 millones de dólares por el pago de 3,5 millones de dólares en sobornos por la venta de los aviones Super Tucano.

El tribunal homologó así un acuerdo entre la compañía y las autoridades de Justicia dominicanas, por el cual la fabricante brasileña de aeronaves se comprometió a pagar el doble de los pagos en soborno.

Comparte esto!