La vicepresidenta de la República y candidata al mismo cargo, Margarita Cedeño, cedió a la presiones que desde hace 26 días mantiene el Partido Revolucionario Moderno (PRM) para que tomara licencia en sus labores frente al Gabinete Social del Gobierno.

El pasado 13 de mayo, el principal partido de oposición empezó a denunciar que Cedeño violaba tres leyes al ejercer simultáneamente como funcionaria pública y candidata a la posición que ocupa por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

La exvicepresidenta de la República, Milagros Ortiz Bosch, citó la Ley de Administración Pública, la Ley de Partidos y la del Régimen Electoral, como las normas que infringe Cedeño de Fernández.

A principio de junio, el PRM elevó una instancia por ante la Procuraduría Especializada de Delitos Electorales para fines de investigación, alegando que 97 funcionarios del gobierno que son actualmente candidatos a cargos electivos no han tomado licencia, entre los que mencionó a Margarita Cedeño de Fernández.

En abril, el PRM también depositó una instancia en la Junta Central Electoral, imputando a los peledeístas violar el toque de queda para realizar actividades políticas.

Este lunes, Margarita publicó varios mensajes en su cuenta de Twitter @margaritacdf, indicando que tomó la decisión para realizar actividades propias de su condición de candidata en horario laboral, en cumplimiento de la Ley de Función Pública.

No obstante, defendió su comportamiento en la administración pública, así como en su vida privada, el cual definió como apegado “a las leyes, la ética y la moral”. Señaló que no todos pueden mostrar esas cualidades.

Cedeño indicó que acudirá a hacer campaña luego de haber cumplido, como funcionaria, con el deber de combatir la pandemia que afecta a la nación.