Varias organizaciones que trabajan a favor de la niñez se pronunciaron en contra del borrador del Proyecto de Ley de Modificación del Código Penal al que se le ha incluido, según denuncian, la eximente en la violencia intrafamiliar de “la disciplina bien aplicada” de los padres hacia los hijos.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), el Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (Conani) y el Gabinete de Niñez y Adolescencia (Gana-RD) manifestaron su preocupación de que se le haya agregado al proyecto de ley el párrafo que permitiría “la disciplina bien aplicada a los hijos, que no genere tratos crueles físicos o psicológicos”.

El Conani y Gana-RD entiende que eximir la violencia disciplinaria, sin ni siquiera establecer qué se entiende por “disciplina bien aplicada”, es arriesgar a la población infantil y la adolescencia a una escalada de maltratos en su contra como efecto de la eliminación del riesgo de sanción.

Unicef dice que lamenta la decisión de los congresistas que no tomó en cuenta las colaboraciones “durante varios meses” de todas las organizaciones que trabajan por la niñez con la comisión de justicia de la Cámara de Diputados para asegurar que se protegiera a los menores contra todo tipo de maltrato familiar.

Al respecto, también la primera dama difundió un comunicado firmado por Conani y Gana-RD en la que afirman que la medida es un “retroceso” en los avances que se han logrado para garantizar la integridad de los niños y niñas.

“Hacemos esta declaración por la posible decisión de los y las diputados de aprobar mañana miércoles 4 de noviembre el proyecto del Código Penal que está siendo estudiado por una comisión bicameral”, se lee en el documento publicado en la cuenta de Twitter de Raquel Arbaje.

La representante de Unicef en el país, Rosa Elcarte, señala que “el Código Penal debe proteger a la niñez contra la disciplina violenta, y que la violencia nunca es ni será la solución, pues no educa, no ayuda y no debe ser tolerada”.

Enfatizó que “en un país de renta media alta, con el nivel de desarrollo social y económico que tiene República Dominicana, no puede permitirse tener un Código Penal, en pleno siglo XXI, que autorice a los padres a que golpeen o maltraten a sus hijos, como se hacía en décadas pasadas”.

En una nota de prensa, Unicef afirma que en República Dominicana la disciplina violenta contra los niños, niñas y adolescentes suele darse en la familia por parte de quienes deberían cuidarlos, respetarlos y amarlos.

“Esto, aunque sea parte de la tradición de algunos hogares, precisa que conozcan que los estudios de la neurociencia demuestran que los niños que sufren violencia y son maltratados tienen un peor desarrollo neuronal, que de hecho se evidencia a través de resonancias magnéticas”, dice Unicef.

Asimismo, agrega que estas evidencias señalan que los infantes que son víctimas de disciplina violenta son más propensos a sufrir ansiedad o depresión, y tienden a reproducirla en su futura familia y en la sociedad.

Citó la encuesta Enhogar MICS 2019, realizada por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) con el apoyo de Unicef, que, afirma, mostró la dramática realidad de que en el territorio dominicano, el porcentaje más alto de niños que sufren disciplina violenta se da entre los 3 y 4 años.

No es la única que afectaría derechos

Conani y Gana-RD recuerdan que “esta no es la única modificación (al Código Penal) que afectaría la protección de derechos de la población”. También se incluyen “las concernientes a la violencia contra la mujer, la discriminación por orientación sexual y la reducción de penas por violación sexual fuera y dentro de la pareja y la seducción de menores”

No estará acorde con otras leyes

La modificación introducida al proyecto del Código Penal está en el párrafo del artículo 123 que permite la disciplina violenta en el hogar. Las organizaciones dicen que implica un retroceso sobre la legislación vigente, Ley 24-97 de violencia intrafamiliar y la Ley 136-03 sobre el Código para la Protección de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes.

De igual modo, este proyecto de ley no se encuentra de acuerdo con el compromiso del país de cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible, específicamente el ODS 16, ni con la Estrategia Nacional de Desarrollo.

Comparte esto!