La vicepresidenta de la República, Raquel Peña, y el director del Servicio Nacional de Salud (SNS), Mario Lama, abandonaron de manera abrupta las instalaciones del Darío Contreras donde encabezarían una inauguración.

La repentina salida de la vicemandataria del centro de salud llamó la atención de los representantes de medios de comunicación, a quienes se les limitó el acceso al evento a penas de haber sido convocados.

Otro aspecto que generó suspicacia fue que en la entrada del hospital permanecía un fuerte dispositivo de seguridad policial y el área además fue acordonada.

Esto ocurre momentos en que el Colegio Médico Dominicano y Asociación de Clínicas Privadas realizan una marcha protesta hacia el Palacio Nacional con varios reclamos.

Comparte esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.