I PARTE

Lo peor que puede hacer un hombre en la vida es faltarle el respeto a una mujer.
Eso es violencia de género.
Un hombre que le falte el respeto a una mujer no merece llamarse hombre.
Y si este hombre encima abusando de un cargo público quiere hacerle daño a una mujer, es aún peor.
Este individuo que no merece llamarse señor, ha cometido un atropello canallesco en contra de mi persona.
Se trata de Catalino Hiciano Correa, Contralor General de la República, el que está con traje azul oscuro y corbata roja.
A su lado, uno que me dijo por teléfono que era ” cuñado de Eligio Jaquez y que se llamaba Polanco. “
Efectivamente, tras mis investigaciones descubrimos que su nombre es Ignacio Polanco y es ” asesor financiero de la Contraloría general de la República.”
Estos dos individuos, creen que son ” Dios”. Y falta un tercero. El otro se llama Gerardo Espinosa, Subcontralor General de la República. Estos tres hombres al parecer creen que son los dueños de la República Dominicana.
Han llegado a la Contraloría General de la República con una prepotencia y arrogancia tales que da pena y vergüenza como tratan a las personas y el infierno que les están haciendo vivir a los ciudadanos cuando ni siquiera están preparados para los cargos que hoy ocupan porque tienen un total desconocimiento hasta de la ley de TSS.
Ni siquiera eso manejan.
Y si tú de manera educada les analizas lo que dice la ley y defiendes tus derechos lo que hacen es insultarte y hasta amenazarte.
Sepase Catalino Hiciano Correa que usted parece que no vino al mundo del vientre de una mujer.
Y entérese que se topo por primera vez en su vida con una mujer que no le tiene miedo a nada ni a nadie.
Yo no tengo la culpa que usted siendo Contralor General de la República no sepa ni siquiera que una certificación de TSS no se le solicita a una empresa pequeña como la mía qué es una EIRL,que significa empresa de responsabilidad limitada, es decir de un solo dueño, donde no tiene empleados registrados porque lo mío es una empresa familiar. (Continuará)..