El comité Dominicano de los Derechos Humanos condena la acción innumana por parte del alcalde de dicho municipio violando el derecho de protección de las personas de la tercera edad y protección de las personas con discapacidad estipulado en los artículos los artículos 57 y 58 de la constitución Dominicana y en franca violación a la Ley 253-98 sobre Protección de la Persona Envejeciente, pedimos de inmediato que esas personas sean reubicadas en un lugar y sigan los servicios a su favor como se les estaban dando, es deber del ayuntamiento como institución del estado preservar el cuidado de esas personas.

Rebeca Henriquez
Directora regional CDDH

Yaquelyn Rodríguez
Vocera CDDH.

Comparte esto!