“Dios me dijo que lo hiciera”, exclamó Jason Vicari de 21 años de edad, después de ser acusado de asesinar brutalmente con un hacha a su abuelo, Ronald Vicari de 81 en la casa de la víctima en el suburbio Elmwood Park en Nueva Jersey el martes.
Fue detenido el miércoles e instruido de los cargos ayer jueves.
Después del asesinato y dejando el cadáver del anciano tirado en un charco de sangre en el piso, el nieto se atrincheró forzando la intervención de la fuerza regional SWAT del condado Bergen a quienes se rindió tras ser convencido por negociadores de la policía.
Es acusado de homicidio grave en primer grado y otros delitos, dijeron las autoridades ayer jueves.
También de robo y posesión de armas y fue enviado a la cárcel del condado Bergen sin derecho a fianza a la espera de una comparecencia inicial en el tribunal superior de Hackensack.
La policía dijo que respondió a una llamada al 911 sobre un incidente en la casa del abuelo situada en la avenida Beechwood en Elmwood Park alrededor de las 9:30 de la mañana del martes.
El audio del sistema de emergencia revela una persona desesperada y sofocada explicándole a la operadora que dentro de la casa había alguien muy herido y otro hombre atrincherado.
Los oficiales SWAT y los negociadores entraron y encontraron al abuelo muerto en el piso del baño.
Una investigación posterior reveló que el nieto que vive en el pueblo de Wyckoff (Nueva Jersey), mató a su abuelo mientras robaba la casa, dicen los fiscales.
El vecino del abuelo, Lizardo Valenzuela le dijo a la cadena NBC News que el anciano, quien fue miembro de la Junta de Planificación de Elmwood Park, vivió en la casa con su esposa durante décadas. Dijo que nunca había visto al nieto asesino en la vivienda.
NBC News dijo que otros vecinos dijeron que vieron a tres policías entrar primero a la casa y luego a los SWAT y luego sacaron esposado al nieto.

Comparte esto!