Santo Domingo.- Autoridades encontraron ayer el cadáver del doctor Rubén Raúl López Falcon, dentro de una yipeta, en el distrito municipal de Caleta en La Romana.

López Falcon, de 59 años de edad, es de nacionalidad cubana, pero residía en La Romana desde hace varios años.

El galeno ofrecía asistencia como médico dermatólogo en la Clínica Espaillat de La Romana.

El cadáver del médico estaba en el asiento del conductor de la yipeta Toyota Runner, color gris, placa G242699.

Versiones extraoficiales explican que el médico presuntamente se propinó un disparo aunque la información no ha sido confirmada.