La voz de Rodolfo Espinal, que todos los días se oye melodiosa a través de la emisora Raíces FM, anda quebrada. Es la primera vez en su vida que siente la delincuencia tan cerca. En pleno corazón de Gazcue su hijo fue atracado la madrugada del sábado entrando a su casa, a pocos metros de un destacamento policial.

«A mí nunca me había pasado ningún tipo de acto delincuencial tan cerca, ni atracos ni nada, pero esta madrugada en mi casa, en el corazón de Gazcue (sector capitalino) mi hijo Rodolfo fue atracado en plena entrada»

Espinal denunció que los atracadores se llevaron la yipeta en la cual andaba «y gracias a Dios a él no le pasó nada, pero así andan las cosas en nuestro Santo Domingo» con delincuentes que no le tienen miedo ni a la Policìa.

«Mi casa queda como a cuatro casas del destacamento de Gazcue, prácticamente al lado, estos asaltantes ya no respetan nada, ni a la Policía», se quejó Espinal ante lo sucedido a su hijo.

Comparte esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.