La crisis sanitaria que mantienen las camas destinadas a tender casos de coronavirus obliga a los pacientes a enfrentar diversas calamidades y a esperar sentados hasta tres días antes de recibir atención médica.

Hospitales y clínicas aguardan la de alta médica o la muerte de un paciente para ingresar a otro.

Durante el recorrido por  varios centros médicos y entra al Hospital Regional Marcelino Vélez en Santo Domingo Oeste, para mostrar la realidad que viven pacientes y médicos en la emergencia, UCI y salas de COVID.

Además, la desesperación de los familiares detrás de las puertas y el agotamiento de los galenos que enfrentan esta crisis desde hace más de cuatro meses.