Las revelaciones de la presunta venta clandestina de sangre en los alrededores de la Cruz Roja y de algunos hospitales públicos puso en evidencia déficit de plasma que vive el país y la serie de requisitos y trámite burocráticos que enfrentan los pacientes para conseguir el vital líquido.

Al pedir a la población no dejarse engañar por quienes trafican con sangre, las autoridades indicaron que realizan una investigación.

Comparte esto!