SANTO DOMINGO. La vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño, dijo este miércoles que está consciente de lo difícil que ha sido enfrentar la crisis del coronavirus (COVID-19)

“Muchos se han quedado sin trabajo, alejados de amigos y seres queridos, otros han perdido a seres queridos y familiares, nuestras rutinas y costumbres han cambiado y la incertidumbre nos aterra. Justo por esto, no es momento de bajar la guardia”, indicó en un discurso dirigido la nación este jueves.

Añadió que aún no podemos salir de casa y que no nos podemos confiar porque el coronavirus aún está entre nosotros y no podemos caer en la tentación de ignorar las recomendaciones que recibimos cada día de las autoridades.

Indicó que para combatir la crisis, el Gobierno dominicano ha hecho un compromiso de asegurar que no falte alimentos en la mesa de cada ciudadano.

“Es un trabajo arduo que han asumido miles de servidores públicos a nivel nacional, con el apoyo del empresariado dominicano”, indica.

Explica que la semana pasada, las instituciones que forman parte de la Comisión de Asuntos Sociales, sobrepasaron los 9 millones de raciones entregadas a nivel nacional, una labor sin precedentes en la historia de nuestro país, que se ha realizado con mucho orden.

Dijo que es un trabajo que se ha realizado focalizando y priorizando a los más pobres y vulnerables dentro de los más necesitados.

Los monitoreos indican que las raciones del Plan Social y del Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil están llegando a los hogares que no forman parte de Quédate en Casa, cumpliendo con el objetivo que nos hemos trazado.